El valor del Trabajo…

Encontré este post en Al otro lado del mostrador y quedé identificado por completo, creo ademas que la gente devalúa su equipo de computo, gadgets y demás inversión en tecnología, siempre que toma la actitud de “No me cobres” ya que en ocasiones resulta ser muy, pero muy sencillo resolver su problema, terminan por pagar y hasta de más…

Ascetas digitales

La gente ve muchas películas donde el protagonista es un informático que parece un ONG sin ánimo de lucro. O tal vez piensan que cuando uno monta una tienda y un servicio técnico para PCs, pues hace votos de pobreza y de castidad como uno de los requisitos para que le den la licencia municipal de apertura.

ascetas1

Parece que si estamos en una tienda de informática, solo el hecho de reparar un portátil, de configurar un punto de acceso Wifi, de limpiar una impresora, de cambiar una fuente de alimentación, de reconfigurar un servidor… solo el hecho de hacerlo, ya es suficiente recompensa para nosotros.

Es un tema repetitivo en el blog, pero es que esto últimos días nos han llegado al alma los comentarios de algunos clientes que consiguen tocarte la moral.

Hace unas semanas llega un cliente muy agobiado. Tiene problemas de virus y quiere un antivirus. Le sacamos uno de los baratos, 20 Euros es el precio del software. Me dice el cliente:

– ¿La instalación va incluida?

– No, si me traes el PC a la tienda serían 10 Euros

– Prefiero que vengas a casa, así además me revisas la impresora que también falla

– En ese caso serían 15 Euros instalar el antivirus y si estamos más tiempo, 18 Euros la hora.

– Pero si te estoy comprando el antivirus?

– Ya pero mi trabajo hay que pagarlo.

– Pero si eso es un momento.

En resumen, no vendimos el antivirus. Y mi socio se quedó pensando donde encontraría a alguien en la competencia que le hiciese la instalación del antivirus de gratis.

Otro día nos traen una tableta de gama alta. Problemas de batería. La revisamos y parece que el problema es el conector. El compañero del taller hace un presupuesto: 60 Euros. El cliente se escandaliza, como puede ser tan caro, si es un aparato tan pequeño. Justamente por eso, le decimos no es nada fácil llegar al conector y cambiarlo. Lo mejor es que mi socio ve que la tableta es relativamente nueva. Le dice que porqué no llama al SAT del fabricante. Nos dice que la compraron en Canadá en una web que la tenía a buen precio. Se gastaron más de 400 Euros. Y que solo les daban tres meses de garantía. La tableta tanía 5 meses. Al final se la llevaron, imagino que de portapapeles hará bien su trabajo.

Pero lo bueno es cuando llega una empresa. Impresora multifunción gama alta para montar en un empresa con 10 puestos en red local. Les hago el presupuesto de la impresora por un lado y la instalación por otro. Se lo desglosamos todo bien y bonito. Instalación básica, instalación completa y el coste por hora. Nos dicen que eso es fácil de instalar, que se la monta ellos. A los dos días de comprarla, nos llaman, que la impresora no va. Llegamos allí, hacemos el test en local y por supuesto que funciona. No va en red. Le digo que si quiere que vaya en red local, le tengo que cobrar mi trabajo. Y se indigna, “Después de gastarnos 400 euros”. Allí se quedó la impresora, funcionando bien en local, pero sin verla la red local.

Así que cada vez tengo más claro que la gente piensa que los servicios informáticos son tan placenteros que no hace falta cobrar por ello. Parece que los técnicos digitales vivimos solo de la admiración que levantamos entre el resto de la población. Eso si, el de la empresa de la impresora con teléfono móvil de 900 Euros. Yo estuve a punto de decirlo, como pagas 900 Euros por algo tan pequeño. Pero mejor callarnos.

Pero peor lo tienen a veces los compañeros de sector tecnológico digital, que no a veces son obligados a y coacionados a realizar nuestros trabajos, por supuesto también gratis y además con una sonrisa en la cara.

VIsto en… Al otro lado del mostrador

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.