Del dicho al hecho, hay mucho trecho

Soy lector habitual de blogs vía rss y uno de los que me cae muy bien es Al otro lado del mostrador, si bien no es la vida de un informático común, lo que si es común es el tipo de usuarios, que aunque es en España no veo que cambien mucho los malos hábitos y costumbres, de los aldeanos usuarios.

Leyendo una de las entradas recordé hace algunos meses, un aldeano que me contactó por facebook, grosso modo lo que pretendía hacer es enviar una señal radiofónica vía On Line, para tener un scope y un segmento de radioescuchas mas amplio. Hasta ahí todo bien, hicimos algunas citas de trabajo para entender su requerimientos y explicarle que necesitaba, para que todos funcionara correcto; previo a darle una cotización le hice un demo completamente funcional aquí en el blog de lo que podría tener, todo lo monté con una consola virtual y los recursos de una mundana laptop, nada sofisticado, pero evidentemente considerando lo que pretendía, le hice ver la infraestructura que podía requerir en el caso e tener una audiencia grande, ya se inicial o exponencial a un cierto periodo de tiempo.

Al parecer le gustó, ya que con eso vio que todo mi planteamiento funcionaba y era lo que él necesitaba, hice el diseño, la cotización y entrega de anteproyecto, ¿y adivinen?, si exacto, nunca más me buscó.

A la fecha no se si con alguien más levantó el proyecto, pero recuerdo bien que le externé que lo no quería es empezar a trabajar en algo que no tuviera principio ni fin, por que yo cobro por lo que hago y en base a un requerimiento específico y cualquier cambio que saliera de este, tendría un costo adicional, además de que toda asesoría adicional generaría honorarios… y pues terminó pasando lo que pasa con los clientes que piensan que las cosas salen gratis, desapareció.

Lo último que supe fué que hizo su canal de youtube ofreciendo oportunidades de negocio sin inversión y que la pobreza esta en tu mente… el chiste se cuenta solo.

Mucho éxito si lees esto carnal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.