Terminando el Año.


Igual para muchos puede ser irrelevante que se termine el año… y pensándolo bien, tal vez si lo sea, al final solo cambiamos el calendario, aprovechamos la fecha para someternos al alcohol, comemos de más y obviamente al día siguiente nos levantamos tarde.

Al menos yo así lo hice algunas veces, otras tantas como hoy me la pasaba trabajando en el campo, ahi, bajo el inclemente brazo del sol (en ocasiones lloviendo), entre mazorcas, zacate, espinas (amores), un poco de polvo y mucho, mucho cansancio… bueno en realidad hoy estoy en la oficina, las cosas han cambiado mucho, antes era cansancio físico, hoy, es mental.

Aun cuando esté trillada la moción de que la vida es un ciclo y por consecuencia contiene, eleva y supera muchos más de ellos, hoy invariablemente terminamos un ciclo más, lo cual, es una atenta invitación del tiempo a que reflexionemos y hagamos introspección de todo aquello que hicimos y dejamos de hacer en este año 2011, que gracias a Dios hoy estamos para teminarlo.

No me queda más que desearles éxito en este próximo año que inicia, hagan el mayor de los esfuerzos por ser personas valiosas; no tomen alcohol de más, diviértanse y si creen en Dios (cual fuera) dedíquenle un tiempo, yo ya fuí a el calvario, decía mi Papá que Padre Jesús siempre está esperándonos.

Excelente inicio de año.

Tenango del Valle: ayer villa, hoy ciudad… por siempre heróica.


Tenango: ayer villa, hoy ciudad, siempre heroica.
Texto original:
Federico García García
Cronista Municipal de Tenango del Valle, México

El tema de las luchas armadas en la construcción de nuestra nación es tan recurrente en la historia de nuestras localidades que se han convertido en profundos análisis históricos. La participación de los profesionales de la historia nos develó un México bronco desde las tierras más insignificantes a lo largo del territorio nacional. Sin embargo el quehacer profesional de nuestros pares se fundamenta en la compilación, registro, y si se quiere, anecdotario de los acontecimientos locales. No basta el archivo: parroquial, municipal, estatal o nacional. Éstos, fuentes obligadas para todos los que nos gusta retraer los aconteceres del ayer, son base, quizás esencia. Pero, quizás, estén de acuerdo conmigo, que el trabajo de nosotros los cronistas se ha convertido en la sal del mundo de Clío, damos sabor o le quitamos el sazón, porque lo que no conoce el investigador profesional es lo que nosotros vivimos, de lo que damos fe, porque fuimos testigos.

Así el trabajo desde la crónica tiene su papel a partir de dejar constancia de lo acontecido en el tiempo del que hace el registro. Si no es así, preguntémonos por qué ningún historiador serio niega la importancia de los cronistas coloniales.

En este sentido, encontrarnos en una reunión que busca dar a conocer lo que cada uno de nosotros hacemos desde nuestros terruños, nos permite expresar que lo más local, al mismo tiempo lo más lejano, se convierte en parte fundamental de la historia nacional. Nosotros somos el engrane de la historia, si se quiere ínfimo, de las células básicas que conforman nuestro país, los municipios.

Somos fedatarios de la búsqueda, objetivo, de la historia social, la cual pretende trascender aquellas historias magnas, nacionales, homogeneizantes, las que de una mirada pretenden decir qué es México. Son las historias que desconocen que nuestra nación está constituida por muchos Méxicos, muchos sentires, que se han edificado desde perspectivas culturales étnicas y lingüísticas variadas, por lo tanto diversas, en consecuencia, enriquecidas por su múltiple origen.

Es gracias al ideario de la Modernidad, la que nos propuso el Estado-nación como forma de organización, que se luchó por un país libre, soberano, autónomo, constituido en república a partir de la democracia, donde todos fuésemos iguales, libres y fraternos.

Estos ideales, fruto de la Ilustración, siguen vigentes –débiles pero vigentes, son los que entusiasmaron a la población instruida de la Nueva España, para imaginar su tierra independiente de la metrópoli española, no necesariamente como una república, democrática, sino como una monarquía.

Los procesos desde la Revolución Francesa, lo intrincado en su relación con España, y la ambición napoleónica, repercutieron en los movimientos que se suscitaron desde que España se queda sin rey: el congreso de Cádiz, la constitución de la de la Regencia, la elección de diputados en las colonias del imperio como sus representantes, en fin, todo para no quedarse acéfalos, sin rey, es el desencadenamiento de movimientos políticos y armados, primero autónomos, después independentistas, los que causan las luchas en el entonces territorio de la Nueva España.

Aquí es donde se surgen los aconteceres de los cuales damos cuenta con orgullo nacionalista, enraizados en los ideales del Estado-nación: la defensa de un gobierno, en un territorio por medio de su población. Son hechos de armas, sin variación alguna, que fueron protagonizados por las capas sociales que habían estado olvidadas en las grandes historias nacionales, la gente de los terruños a decir de González.

La participación de los indios, como soldados, fue fundamental, sin temor a equivocarme, en todos los enfrentamientos entre insurgentes y realistas. Ellos, actores anónimos, dieron su sangre para fundar nuestro país. Considero que si la tinta deja constancia de nuestros escritos, la sangre indígena, en las luchas armadas fue el líquido que amalgamó las entidades federativas de nuestra república.

Con estos antecedentes quiero dar cuenta de la crónica que rememora por qué Tenango cuenta con el título de Heroica:

Es tiempo de reflexión y rememoración: conocer el pasado para actuar en congruencia con nuestro presente. Cimentando nuestro porvenir en unión con nuestro devenir. Somos fruto de las acciones de nuestros antecesores, somos conscientes de nuestro hacer que transforma nuestro presente.

Con la lucha armada que inició el cura Miguel Hidalgo, los intereses novohispanos se vieron trastocados, la situación social cambió, las campanas de la independencia hacían sonar sus notas de libertad e igualdad entre los hombres nacidos en la América Septentrional y la metrópoli.

Los españoles temerosos de perder sus riquezas provenientes de la Nueva España, ahora México, se aprestaron a defenderlas y lucharon contra los insurgentes. Mas la mecha estaba prendida y el fuego incendiario que hace arder el espíritu en aras de la libertad se propagó. En muchos lugares del actual territorio nacional hubo hechos de armas.

En Tenango del Valle, pueblo fundado en el siglo XVI, de raigambre criolla e intereses que cuidar en la guerra de Independencia, por su filiación social y económica defendió la causa del rey. Sin embargo, el sentir popular estaba influido por la desaparición de las formas de dominación española: el tributo, el pago de días de trabajo en otros lugares del de origen sin recibir ningún pago, la preferencia en todo de los blancos sobre los indígenas. En fin, condiciones de vida en poco aceptables que fueron pasto seco para arder con la lucha que había iniciado Hidalgo y continuaba Morelos.

Cuando el espíritu libertario se propagó por el territorio de la Nueva España, del norte y del sur, del centro y del oriente, surgieron movimientos emancipadores de la metrópoli española.

En el sur del valle de Toluca, en donde nace la cordillera de montes, frontera natural que los separa con el actual estado de Guerrero y Morelos, se encuentra el cerro del Tetépetl, asiento de valerosos matlatzincas, el cual en diversos momentos estuvo ocupado por insurgentes, fue el escenario en que se desarrolló la lucha que enorgulleció la valentía de muchos indígenas, criollos y mestizos que deseaban estar separados de los españoles peninsulares.

La presencia de rebeldes a la monarquía en nuestro territorio obedecía a la táctica de guerra empleada por ejércitos irregulares, las más de las veces integrados por entusiastas inconformes, pero convencidos de llegar a nuevos horizontes, al mando del comandante José María Oviedo, iniciaron la toma del Tetépetl y lo convirtieron en fortaleza.

La intención fue hacerse de la plaza de Tenango, tenerla bajo dominio insurgente y avanzar a la ciudad de Toluca para tomarla también. La condición agreste del cerro en que se encuentran las pirámides fue la trinchera natural de defensa y el campamento ideal de los insurgentes.

Una y otra vez el ejército del rey, al mando de Rosendo Porlier, intentó vencer a los insurgentes. Valentía y arrojo fue la mejor arma de los Tenanguenses contra un ejército de profesión. Vencidos los realistas se replegaron hacia Toluca. Oviedo y sus tropas insurgentes, ejército de indios y sin entrenamiento, decidieron que era el momento de tomar la plaza de Toluca.

Su osadía tuvo lugar entre el 17 y 18 de octubre de 1811. La batalla se iba ganando a favor de los insurgentes, desde el cerro del Calvario casi se toma la plaza. Pero la presencia de refuerzos del ejército realista echó abajo los avances insurgentes. En pocas horas de batalla quedaron hechos prisioneros los combatientes del pueblo de Tenango y alrededores.

El 19 de octubre, según narró el profesor Alfonso Sánchez García, cronista de la ciudad de Toluca, Porlier, el soldado derrotado en el cerro del Tetépetl, ordenó que fueran fusilados los prisioneros en la plaza pública a un lado del convento, donde actualmente se encuentra la catedral de Toluca. Así, de cinco en cinco los prisioneros fueron tiñendo de sangre la tierra en que caían.

Pese a las solicitudes de autoridades y religiosas Toluqueñas, para que no se realizara tan cruenta carnicería, Porlier se ensañó más y ordenó que un prisionero fuera testigo de los fusilamientos y se le dejara ir, para que contara a los de su pueblo qué les sucedería a quien se levantara en armas.

Este acontecimiento trágico y cruel para la sociedad Toluqueña hizo que en breve a la plaza en que fueron “asesinados” los insurgentes Tenanguenses se le conociera como “Plaza de los Mártires”, actualmente conocida como zócalo de la ciudad de Toluca.

El profesor Javier Romero Quiroz, señaló que no sólo se debería llamar “Plaza de los Mártires” sino “Plaza de los Mártires de Tenango” en justo reconocimiento a los que murieron en aquella lucha libertaria.

Para quienes integraron la cámara de diputados del Estado de México en 1868, ante el triunfo del liberalismo con Benito Juárez al frente y la derrota de los conservadores con el fusilamiento de Maximiliano de Habsburgo, engrandecer los acontecimientos de 1811 fue un motivo de fortalecimiento de los ideales que hoy tanto se extrañan en la política nacional: la libertad, la igualdad y la fraternidad, en un estado nacional laico y democrático.

Ellos, los diputados liberales mexiquenses votaron por unanimidad el siguiente decretó:

Se concede a la Villa de Tenango del Valle, el título de “heroica”, por los eminentes servicios que ha prestado a la causa de la libertad e independencia.

Dado en la ciudad de Toluca a 19 de octubre de 1868.

Ahora como antaño permanecemos unidos bajo principios e ideales libertarios, a valores compartidos, a la búsqueda de un futuro promisorio, y sobre todo, a la práctica de un ejercicio ético.

Conocedores de nuestra historia y comprometidos con nuestra sociedad rememoramos lo que somos y reconstruimos nuestra identidad: orgullosamente Tenanguenses.

Vía Crónica de Tenango del Valle

Como reemplazar Banshee por Rhythmbox en Oneiric.


Para ser honesto a mi nunca me gustó Banshee, siempre busqué refugio en alternativas como Musique o Audacious pero el soporte para ipod es precario o completamente nulo.

Regrese a Rhythmbox que fue uno de los primeros media players que use junto con Amarok y Totem, simplemente quedé encantado con su funcionalidad y minimalismo (aunque la interfaz es un poco fea). El soporte para ipod es excelente, radio online, ecualización, portadas de albumes, letras de canciones y más.

Desde Natty traté de usarlo y siempre, se pasmaba o como proceso quedaba zombie, por lo que tenia que hacerle kill para poder nuevamente escuchar música… Todo un lio!, en Oneiric fue la misma suerte hasta que en salio el anuncio de que para Pangolin sería el reproductor oficial; esto obviamente implica que tiene que haber adecuaciones en la aplicación para adaptarse al nuevo SO.

Hace 16 horas se liberaron en los repositorios de Launchpad ubuntuone/nightlies, los DEB de Rhythmbox para Precise Pangolin, por lo que inmediatamente los instale y funciona de maravilla, entonces si desean instalarlos para Oneiric o Pangolin (no sé si funcione en releases más viejos), ejecuten las siguientes lineas en un terminal (una a una):

Para deshacernos de Banshee:

sudo apt-get purge banshee

Luego:

sudo add-apt-repository ppa:ubuntuone/nightlies
sudo apt-get update
sudo apt-get install rhythmbox rhythmbox-plugins

Con eso tendran un flamante reproductor en Ubuntu 🙂

Volvemos a empezar.


Pues aquí reiniciando este proyecto… ¿la razón?, bueno en realidad son varias, pero para dar voto de humildad, la primera de ellas: mi negligencia.

La Historia como sigue:

El día 21 de Noviembre recibí una notificación por parte de mi servicio de web hosting la cual enunció textualmente:

Se generó un problema desde su sitio, dicho problema nos afectó en la conectividad del nodo en el cual su cuenta se encuentra almacenada, el contenido se debe remover y se debe sustituir por uno nuevo, el contenido de la queja se genera así:

Dear Sir or Madam, We have discovered a phishing attack located on your network:

http://www.tenangodelvalle.mx/SSO/displayView.do.htm

This attack targets our customer, Northern Rock, website URL http://www.northernrock.co.uk/.

Would it be possible to have the website taken down as soon as possible?
Additionally, please keep the contents of the site controlled by the fraudster safe so that our customer and law enforcement agencies can investigate once the site is offline.

Many thanks, Robert Duncan

Netcraft Ltd.
Phone: +44(0)1225 587500
Fax: +44(0)1225 448600
— ———————————————————————–
Esperamos su pronta respuesta por este medio.

Luego entonces llame a mi proveedor de WH para ver que procedía ya que nunca antes había estado en esta situación, confiado en que ellos mismos me dicen que se debe sustituir por uno nuevo, hable con soporte técnico para pedir un respaldo de mi base de datos, ya que para reactivar mi blog necesitaba autorizar la eliminación por completo de mi cuenta (aún cuando estaba en auditoría y pensé que después de esta, se podría reactivar sin problema) y ¡Ho sorpresa!, el proveedor del servicio me dice que hacen imágenes de disco como método de respaldo, por lo que encontrar en especifico una copia de mi BD era un completo lío (claro, montar la imagen y ponerse a buscar con  un casco de minero mis 100 posts de WP)… enseguida se me empezó a subir la PH (Pinche Histería)  y subí el tono de voz, argumentando el nivel de servicio y los estándares de seguridad implementados para evitar que este tipo de situaciones afecten a los usuarios.

Al verse agredido, me puso en claro de la manera más atenta que ellos tienen los sistemas y estándares de seguridad adecuados para que esto no sucediera, que si utilizaba algún CMS en especifico lo actualizara o bien que el Webmaster hicieran una revisión exhaustiva del website para detectar vulnerabilidades, ya que el problema residía claramente en un  fallo de nuestra parte (diseño e integración del website) y como yo soy la única persona que le mete mano a esto, la diseña, la programa, la administra, etc. etc…. el pendejo fui yo (Jejejejejejeje).

Y como yo no habia hecho un respaldo personalizado de la BD desde hace como un año, pues me vi aún más pendejo, por que perdí mis 100 posts :'(.

Ni pex, habrá que hacer una agenda en forma, donde se planteen respaldos con una frecuencia y responsabilidad pertinentes, ya que de lo contrario, si se diera el maldito caso de que esto vuelva a suceder, caería en depresión tipo post-parto.

Moraleja: Por fin sentí el dolor de no hacer respaldos de una BD(afortunadamente no en mi trabajo), el agua moja.

La foto no tiene nada que ver, pero la tome la semana pasada y me gustó.