Édone


Édone, es un nombre femenino de origen griego originalmente escrito así: Άηδών, es una palabra esdrújula ya que lleva acento agudo del alfabeto griego, si quieren saber con exactitud como se pronuncia en griego, copien el nombre y péguenlo en google translate o den click aquí y después abajo en la bocina del nombre en griego; el nombre en sí, es una adaptación de la fonética en español ya que como observaron su traducción literal es Filomela, y tiene variantes según la mitología griega, como Aedón y propiamente Filomela.

Hay 2 fuentes literarias en las que se hace mención de Édone, que según transcripción las pueden encontrar con los nombres ya mencionados, estas son: La Odisea de Homero y Las Metamorfosis de Ovidio, no las voy a mencionar por que son historias trágicas y no quiero estigmatizar.

El nombre tiene arraigado un significado etimológíco basado en la literatura mencionada, ya que Édone, es convertida en un ruiseñor; entonces, debió de haber significado algo como “que le gustan las manzanas” o “que le gustan las ovejas” pues manzanas u ovejas es el significado del griego clásico μῆλα [mêla], plural de μῆλον [mêlon], pero al identificarla con un ruiseñor Ovidio forzó una etimología que la relacionase con μέλος [mélos] “música, canto”, pues mejor le cuadra al ruiseñor que le guste cantar que no las manzanas o, menos aún, las ovejas. Con el tiempo se varió de φιλομήλα a φιλομήνη [filomḗnē] “que le gusta la luna”, porque al ruiseñor se le oye cantar al crepúsculo. Así que hoy cuando una mujer se llama Filomena (Édone) su nombre remite al ruiseñor, y en español se puede encontrar tanto Filomela como Filomena, ambos sinónimos de ruiseñor usados como cultismos en el lenguaje de los poetas.

Postdata.

Deben saber que aunque esta entrada es muy corta, tuve incluso que cambiar el soporte del charset de la base de datos para poder mostrar caracteres del alfabeto griego de manera correcta vía SQL, instalar un plugin de teclado griego y hacer pruebas con diferentes navegadores, sin embargo, el resultado lo vale.

4 Libros Sobre Desarrollo de Videojuegos


Igual a nadie le importa, pero una disculpa por abandonarlos (si, no importa que sean 3 personas las que leen este blog), es bien complicado hacerme tiempo para escribir.

Una vez la disculpa, lo importante: a varios de nosotros nos gustan los videojuegos y pues yo soy del old school, igual comencé por Megaman, Pacman, Contra, Mario Bros… y actualmente tengo una ligera adicción por Mortal Kombat X (MKX), bueno, el caso es que poco o nada sabemos lo que realmente implica el fabricar un videojuego y que viéndolo como un proyecto de desarrollo de software, pues tiene implicaciones técnicas bastante específicas, que comentaba no conocemos.

El motivo de está entrada es compartir una serie de E-Books en formato PDF para aquellos que quieren conocer cual es el proceso de creación de un videojuego, cual es el scope y target, la serie es constituida íntegramente por la Universidad de Castilla – La Mancha y se titula “Desarrollo de VideoJuegos”, a juicio personal, para estudiantes del área de informática, sistemas computacionales, desarrollo de software y ciencias de la computación, puede interesarles bastante el tema, o incluso, de soporte para alguna investigación o entusiastas empedernidos.

Sin mas palabrería les dejo el link de descarga: DESCARGA AQUÍ

El password del archivo es tenangodelvalle.mx si tuvieran algún problema en abrirlo no duden en avisarme, por los comentarios de la entrada o e-mail.

Ojalá les sirva.

Dígame, Amor.


Esto yo lo leí en Facebook, pero buscando en internet apuntó a aquí disfrutenlo 🙂

Dígame amor,
porque me hace mucha falta.

Amor, buen día.
Amor, buenas noches.
Amor, hace frío.
Amor, ven a la cama.

Dígame amor,
aunque esté molesto,
Amor, qué fría está la sopa,
Amor, qué fea es tu falda.

Amor mío,
dígamelo mucho.
Amor,
amor mío,
mi amor,
como a Usted le venga en gana.

Porque cuando Usted me lo dice,
me convierto;
en amor,
en el amor suyo,
su amor,
todas las veces,
que su boca así me llama.

 

Ir y Quedarse – Lope de Vega


Ir y quedarse, y con quedar partirse,
partir sin alma, y ir con alma ajena,
oír la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse;

arder como la vela y consumirse,
haciendo torres sobre tierna arena;
caer de un cielo, y ser demonio en pena,
y de serlo jamás arrepentirse;

hablar entre las mudas soledades,
pedir prestada sobre fe paciencia,
y lo que es temporal llamar eterno;

creer sospechas y negar verdades,
es lo que llaman en el mundo ausencia,
fuego en el alma, y en la vida infierno.

Paciencia.


Siempre me gustó regalarte mi tiempo,
Mi sueño, mi espacio, mis labios
No hubo noche en la que por ti no juntara mis manos
No hubo mañana en que tu nombre no pasara por mis labios.

Mi cuerpo y mi alma respondían a tus caprichos,
soportaban tus días malos y adoraban los días buenos.
Cuidaba de tu espalda, sostenía tu mano sólo para que no me dejarás.

Fui héroe y mártir
Fui confusión
Me deshice y me volví a hacer,
Bajo tu sombra, sobre tu ser
Todo era por ti, hasta que un día ya no lo fue…

Simplemente la devoción desaparece,
El amor se esfuma,
La vida deja de guardar un lugar para ti,
Porque se aburre de que no llegues,
Porque hay alguien más esperando por un lugar.

Mi paciencia se ha acabado,
Esto ya no da para más, hemos probado todos los ángulos
Ya no hay nada para rescatar
Porque yo siempre voy a querer escuchar
Lo que tú nunca vas a querer pronunciar.

Quiero ser en tu vida.


Quiero ser en tu vida algo más que un instante,
algo más que una sombra y algo más que un afán.
Quiero ser, en ti misma, una huella imborrable
y un recuerdo constante y una sola verdad.

Palpitar en tus rezos con temor de abandono.
Ser, en todo y por todo, complemento de ti.
Una sed infinita de caricias y besos;
pero no una costumbre de estar cerca de mí.

Quiero ser en tu vida una pena de ausencia
y un dolor de distancia y una eterna ansiedad.
Algo más que una imagen, y algo más que el ensueño
que venciendo caminos, llega, pasa y se va.

Ser el llanto en tus ojos, y en tus labios la risa.
Ser el fin y el principio. La tiniebla y la luz.
Y la tierra, y el cielo; y la vida y la muerte.
Ser, igual que en mi vida, has venido a ser tú.

Martin Galas

Rinette – Antoine de Saint-Exupéry


Rinette:

Soy realmente distraído, sin excusa posible, ya que llevo conmigo tu relato pero debo a mi olvido la fotografía de un lugar encantador, por esto no echo nada de menos.

Quise llamarte el domingo para presentarte, al fin, excusas, pero no estabas en casa y por Madame Saussine me enteré del luto que te aflige.

Rinette, no puedo hacer otra cosa más que reiterarte mi vieja amistad y decirte cuán cerca de ti estoy en mi corazón.

Asistí ayer por la noche al triunfo del hermoso Eusebio. Explicaba ante una sala repleta de gente cómo se escalan montañas más puntiagudas que agujas de campanario. Hablaba negligentemente de su heroísmo y las viejas damas se estremecían. El relato era bastante bueno pero las descripciones, Rinette… Daba a las «cimas sublimes», al cielo, a la aurora, a las puestas de sol dulzuras de mermelada, de caramelo. Las agujas eran rosadas, los horizontes lechosos y las rocas doradas por los primeros rayos de sol. El paisaje parecía comestible. Al escucharle pensaba en la sobriedad de tu cuento. Tienes que trabajar, Rinette. Destacas muy bien el elemento particular de cada cosa, aquello que le da vida propia. Los objetos, en la narrativa de Eusebio, permanecen abstractos. Se trata de «la Cima, la Puesta de sol, la Aurora». Salen del almacén de accesorios. Cuanto más abundan en su descripción más impersonal resulta.

Es el método que es malo o, mejor, la visión, que está ausente. No se debe aprender a escribir, sino a ver. Escribir es una consecuencia. Él toma un objeto e intenta embellecerlo. Los epítetos son capas de pintura. No destaca lo esencial sino que añade elementos arbitrarios. A propósito de una aguja hablará de Dios, del color malva y de las águilas. Entonces uno se siente sucesivamente enaltecido, enternecido y aterrorizado. Es un truco. Hay que decirse: «¿Cómo voy a transmitir esta impresión?». Y las cosas nacen de la reacción que te provocan, son descritas en profundidad. Solamente así deja de ser un juego. Te hablo de Eusebio porque sus defectos ponen de relieve las cualidades que tienes y que debes cultivar. Parte siempre de una impresión. Es imposible que sea banal. Habrá una cohesión íntima en tu relato. No estará hecho de retazos. Ve cómo los monólogos más incoherentes de Dostoievsky dan la impresión de necesidad, de lógica, mantienen un ritmo. La conexión es interna. Y observa cómo los personajes de tantos otros, cuya psicología bien estructurada podría mostrarse coherente, permanecen arbitrarios en sus expresiones y en sus actos a pesar de una lógica externa. Se trata de construcciones ficticias, como las montañas de Eusebio. No se crea un ente vivo atribuyéndole cualidades y defectos y haciendo que de ello surja la novela, sino expresando las impresiones vividas. Una emoción aun sencilla, como la alegría, es demasiado compleja para ser inventada si uno no quiere contentarse con decir de su héroe que «estaba alegre», con lo cual no expresa nada, no es personal. Una alegría nunca se parece a otra. Y es justamente esta diferencia, esta vida propia de cada alegría lo que hay que expresar. Pero ahí se puede caer en la pedantería, querer explicar esta alegría. Hay que expresarla a través de sus consecuencias, de las reacciones del individuo. Entonces no es necesario decir «estaba alegre», esta alegría brotará de sí misma con su identidad propia, como una determinada alegría que experimentas y a la que no puede aplicarse con exactitud adjetivo alguno. Si opinas que la palabra alegría basta para expresar lo que siente tu héroe, es que es ficticio, es que no tienes nada que decir.

Me siento ridículo, voy a terminar. En la pequeña taberna desde la que te escribo un piano mecánico fabrica una musiquilla sentimental. La cajera bailotea de un lado para otro. El dueño, vacío de deseos, bosteza. El camarero revolotea a mi alrededor carraspeando porque soy su último cliente y tiene sueño, todo esto rezuma melancolía. Tengo la sensación de estorbar, me voy.

No te he agradecido, Rinette, el que tocaras para mí, el otro día, aquellas páginas de Bach. Soy muy torpe para dar las gracias, pero me proporcionaste un gran placer.

El camarero, Rinette, plantado ante mí, agita su servilleta como una escoba.

Adiós pues, Rinette.

Antoine

 

Selfie, palabra del año 2013 según Oxford Dictionaries


Como cada año por estas fechas Oxford Dictionaries publica la que para ellos es la palabra del año, un galardón que otorgan a ese vocablo capaz de definir un año, en este caso el 2013. Para esta edición la elegido ha sido selfie.
palabra del año

Oxford Dictionaries acaba de hacer pública la que para ellos es la palabra del año: selfie, el término que se emplea para definir un autorretrato tomado con nuestro smartphonepara posteriormente subirlo a las redes sociales.

Las palabras finalistas que luchaban contra selfie por el galardón a palabra del año 2013 fueron twerk, la danza provocativa que puso de moda Miley Cyrus, Bitcoin y binge-watch, la tarea de ver la televisión durante horas.

Seguro que te preguntarás cómo se evalúa la palabra del año, qué parámetros se miden para determinar cual debe obtener este trofeo. Bien, Diccionarios Oxford desarrolló una herramienta de búsqueda cuyo objetivo es analizar cada mes unas 150 millones de palabras inglesas empleadas en internet. El valor que toman en cuenta es el crecimiento de su uso y aquí es donde selfie barre con todas las anteriores cosechando un aumento del 17.000% en los últimos 12 meses.

Para los responsables, la importancia de esta palabra ha sido que ha traspasado la frontera de las redes sociales hasta llegar a las conversaciones habituales, algo similar a lo ocurrido en otras ediciones de este certamen como la palabra del año pasado: GIF.

El orgien de la palabra del año 2013: selfie

palabra del año

Quizá te preguntas de donde puede venir esta palabra. Judy Pearsall, directora editorial de Oxford Dictionaries se hizo la misma pregunta y tras un duro trabajo de investigación llegaron a la conclusión de que su primero uso pudo ser en 2002, en un foro australiano online.

El uso de selfie ha aumentado un 17.000% en el último año

El sufijo “-ie” es muy común en el inglés australiano y tendría mucho sentido que su procedencia fuera esta. A partir de aquí, su salto a las redes sociales, con el hashtag #selfie, que data del año 2004 en Flickr, catapultó su uso hasta cotas insospechadas.

Su verdadero boom, en palabras de Judy Pearsall, no fue hasta el año pasado, cuando los medios de comunicación de masas comenzaron a usarla con cierta periodicidad.

Curiosidades de la elección de la palabra del año 2013

palabra del año

Como cada año, siempre hay ciertas peculiaridades a la hora de otorgar el galardón a la palabra del año y 2013 no ha sido una excepción.

Lo primero que llama la atención es que selfie no está incluida en la edición impresa del Diccionario Inglés de Oxford. Y tan sólo lleva desde el pasado mes de agosto en la versión online del diccionario Oxford.

La última curiosidad está relacionada con la universalidad del premio. Habitualmente la palabra del año se compone de dos, una hace referencia a Estados Unidos y otra a Gran Bretaña, pero selfie acaparó todas las miradas y los responsables no dudaron en otorgar el galardón a una sola palabra.

Visto en ALT1040

 

Alberto Caeiro


Me gusta el cielo porque no creo que él sea infinito.
¿Qué podría tener que ver conmigo lo que no comienza ni acaba?
No creo en el infinito. No creo en la eternidad.
Creo que el espacio comienza en una parte y en una parte acaba
y que más acá y más allá de esto no hay absolutamente nada.
Creo que el tiempo tiene un principio y tendrá un fin,
y que antes y después de eso no existía tiempo.
¿Por qué habría de ser falso esto? Falso es hablar de infinitos
Como si supiésemos lo que son o los pudiésemos entender.
No: todo es una cantidad de cosas.
Todo es definido, todo es limitado, todo son cosas.

20130811-101726.jpg

Poema No. 25 por Carolina


Perdona si a veces no estoy de humor para pedirte que te quedes,
perdona si a veces no espero que seas lo que se supone que eres,
perdona que ya no te extrañé esa forma que tenías de amarme.

Mi insomnio ha dejado de quererte,
ahora planeo el momento ideal para dejarte,
para que quedes tan atrás que nunca puedas alcanzarme.

Nuestro momentos juntos han dejado de tener su brillo,
ahora todo a tu lado se torna sombrío.
Ya no quiero que el latido de tu corazón sea mío,
no quiero que mis poemas lleguen a tus oídos.

He esperado tanto a que tu corazón sea liberado,
a que te sientas fuerte para que mis ojos se pierdan en los tuyos,
ya me cansé de que tus labios no se acerquen a los míos.

Nuestro amor se convirtió en una cacería de miradas,
en una fantasía construida con cimientos de mentira
con nubes que ocultaban la evidente realidad
y mientras tú me descuidabas alguien más me enseñaba como amar.